“Cuando me amé de verdad”

Charles Chaplin, el genio del cine mudo y una de las figuras más importantes del siglo XX.Foto:El blog de Francisco Riquelme

Charles Chaplin, el genio del cine mudo y una de las figuras más importantes del siglo XX, gozaba de una autenticidad y una creatividad sin precedentes. El cine no sería lo mismo sin una figura tan importante y multidisciplinar como la de Chaplin.

Y es que Charles no solo tenía una expresión corporal y un humor inconfundibles, también ha sido reconocido como compositor, guionista, director y hasta escritor. Su personaje Charlot debutó en 1914 en la película Ganándose el pan, y para fines de la Primera Guerra Mundial era uno de los hombres más importantes de la cinematografía mundial, y no quedan dudas de que a la fecha lo sigue siendo.

Pero más allá de las cámaras, Chaplin hizo algunas contribuciones a la literatura con escritos bastante reflexivos y brillantes como su ingenio. Uno de sus escritos más populares se titula “Cuando me amé de verdad”. Leamos de la pluma de Chaplin ese escrito.

Cuando me amé de verdad – Charles Chaplin
“Cuando me amé de verdad comprendí que en cualquier circunstancia, yo estaba en el lugar correcto, en la hora correcta, y en el momento exacto, y entonces, pude relajarme.
Hoy sé que eso tiene un nombre… Autoestima

Cuando me amé de verdad, pude percibir que mi angustia, y mi sufrimiento emocional, no es sino una señal de que voy contra mis propias verdades.
Hoy sé que eso es… Autenticidad

Cuando me amé de verdad, dejé de desear que mi vida fuera diferente, y comencé a aceptar todo lo que acontece, y que contribuye a mi crecimiento.
Hoy eso se llama… Madurez

Cuando me amé de verdad, comencé a percibir que es ofensivo tratar de forzar alguna situación, o persona, sólo para realizar aquello que deseo, aun sabiendo que no es el momento, o la persona no está preparada, inclusive yo mismo.
Hoy sé que el nombre de eso es… Respeto

Cuando me amé de verdad, comencé a librarme de todo lo que no fuese saludable: personas, situaciones y cualquier cosa que me empujara hacia abajo.
De inicio mi razón llamó a esa actitud egoísmo. Hoy se llama… Amor Propio.

Cuando me amé de verdad, dejé de temer al tiempo libre y desistí de hacer grandes planes, abandoné los mega-proyectos de futuro. Hoy hago lo que encuentro correcto, lo que me gusta, cuando quiero, y a mi propio ritmo.
Hoy sé que eso es… Simplicidad y Sencillez

Cuando me amé de verdad, desistí de querer tener siempre la razón, y así erré menos veces.
Hoy descubrí que eso es… Humildad

Cuando me amé de verdad, desistí de quedarme reviviendo el pasado, y preocupándome por el futuro.
Ahora, me mantengo en el presente, que es donde la vida acontece. Hoy vivo un día a la vez.
Y eso se llama… Plenitud

Cuando me amé de verdad, percibí que mi mente puede atormentarme y decepcionarme.
Pero cuando la coloco al servicio de mi corazón, ella tiene una gran y valioso aliado.
Todo eso es… Saber Vivir

No debemos tener miedo de cuestionarnos, de hecho hasta los planetas chocan, y del caos suelen nacer la mayoría de las estrellas.

Tal vez nos haga falta leer las palabras de un genio, para comprender cómo funciona la autoestima y comenzar a vivir vidas más plenas con confianza.