Solo hay un amor que es para siempre: el amor propio

La gente piensa que quedarse en casa se llama soledad yo le llamo paz absoluta.

La gente piensa que quedarse en casa se llama soledad yo le llamo paz absoluta.
En la vida tendrás muchos amores, desde el de tu familia hasta el de una pareja, pero un amor que es imprescindible para ser feliz es el amor propio. Tú eres el amor de tu vida.

“Cuando me amé de verdad comprendí que, en cualquier circunstancia, yo estaba en el lugar correcto, en la hora correcta y en el momento exacto y, entonces, pude relajarme. Hoy sé que eso tiene un nombre… Autoestima. Cuando me amé de verdad comencé a librarme de todo lo que no fuese saludable: personas, situaciones y cualquier cosa que me empujara hacia abajo. De inicio mi razón llamó a esa actitud egoísmo. Hoy se llama… Amor propio”. Charles Chaplin

Qué maravillosas palabras las de este genio del cine, y es que no pudo estar mejor dicho. Si no nos aceptamos ni amamos a nosotros mismos, viviremos con un verdugo llamado autoengaño que nos hará perseguir mil sueños y mil amores, todos frustrados. Nadie tiene la responsabilidad de completarte ni de darte valor, ese es tu trabajo en esta vida.

Si esperas a que alguien te diga lo maravillosa persona que eres, es muy probable que esa persona tarde o temprano llegue a tu vida, pero sus palabras y acciones no tendrán el efecto que tanto has esperado. Porque lo que tanto esperas escuchar de otros, en realidad necesitas escucharlo de ti.

Necesitas dejar de tratarte mal y comenzar a tratarte como quieres que el amor de tu vida te trate, pues este no es otro que tú mismo. No importa cuánto lleguen a amarte los demás, todos esos amores serán vacíos y sin sentido si no aprendes a darte amor y cuidado.

Y ¿cómo es eso de amarse a uno mismo? Te preguntarás, pues bien, hay muchas rutas, la mayoría inexploradas por ti mismo, pero sigue la que más te guste. Aquí tienes algunos consejos para demostrarse amor todos los días:

Date crédito, reconoce todas aquellas cosas que haces bien, por pequeñas que sean.

No te victimices, acepta las cosas como vienen y aprende a crecer en medio de la adversidad.

No te exijas más de la cuenta, no intentes cubrir los estándares de nadie, lucha por metas pequeñas que para ti son alcanzables y con cada paso que des vendrá tu grandeza.

No te descalifiques, no admitas esos pensamientos basura que solo hablan mal de ti. Concéntrate en lo que sí puedes hacer.

Tú tienes mucho valor, pero no necesitas que un post de internet u otra persona te lo diga. Lo que necesitas es decírtelo a ti mismo y creerlo con todas las fuerzas que hay en tu corazón.

Nunca te compares con nadie, tú en ti mismo eres un universo con todas sus constelaciones.

Abrázate tú mismo y susúrrate las palabras más bonitas que siempre quisiste escuchar del amor de tu vida.