Tú decides qué siembras

El que planta árboles, cosecha alimentos.
Quien planta flores, cosecha perfumes.
Quien siembra trigo, cosecha pan.
Quien siembra amor, cosecha amistad.
Quien siembra alegría, cosecha felicidad.
Quien siembra verdad, cosecha confianza.
Quien siembra fe, cosecha certezas.
Quien siembra cariño, cosecha gratitud.

No obstante, hay quien prefiere sembrar tristeza y cosechar amargura.
Plantar discordia y cosechar soledad.
Plantar ira y cosechar enemistades.
Plantar injusticia y cosechar abandono.

Somos sembradores conscientes, repartimos diariamente millones de semillas a nuestro alrededor. Si sembramos las correctas, tendremos motivos suficientes para agradecer.