Se divorció de su esposa y se casó con su suegra

En 1985 Clive Blunden, hoy de 65 años, tomó la decisión de divorciarse de su esposa de aquel entonces, Irene. Luego, el hombre se enamoró de su suegra, Brenda y hoy está “felizmente” casado con ella.

El matrimonio de Clive e Irene duró 8 años y fruto del mismo nacieron sus 2 hijas, Sarah y Tanya. Posteriormente, él inició una relación con la madre de su ex mujer, con quien ya lleva más de 3 décadas.

Sin embargo, al comienzo no todo fue color de rosa para la pareja. Incluso el hombre fue arrestado tras pedirle a su suegra que se casara con él, por un “impedimento legal”.

Pero, en marzo de 2007, después de que se cambió la normatividad,  Clive pudo contraer nupcias con Brenda. “De inmediato, me arrodillé y le propuse matrimonio a Brenda. Tenía lágrimas en los ojos”.

Ninguno de los dos se arrepiente. “La gente pensó que no duraríamos, pero somos más fuertes que nunca”, expresó Clive, al asegurar además que está junto a Brenda “las 24 horas del día, los 7 días de la semana y hay algo de magia”.

Por su parte, Brenda, hoy de 77 años, sostuvo que su marido es todo un caballero y cuida muy bien de ella. “Puedo ser un poco discutidora, pero él me calma”.

Según recoge el medio británico Mirror, Clive comenzó a salir en secreto con la madre de Irene 4 años después de su separación. “Nos enamoramos. Una noche, me llevó a tomar una copa y terminamos besándonos”, contó Brenda. En cuanto a la relación entre Brenda y su hija esta se rompió, aunque la madre ha buscado en vano reconciliarse con ella. “Ya no sé quién es mi mamá. Clive ha dividido a nuestra familia. Nunca lo perdonaré”, dijo Irene hace unos años atrás.