Un joven trabaja como alarma humana

Foto: La Nación

Como la procrastinación es considerada una enfermedad de la  modernidad, un joven se gana la vida trabajando como alarma humana.

Para entender la historia es importante saber qué es la procrastinación. Ésta es la postergación, posposición o hábito de retrasar actividades o situaciones que deben atenderse, sustituyéndolas por otras situaciones más irrelevantes o agradables por miedo o pereza a afrontarlas. Hoy en día, la facilidad con la que se accede a internet ha hecho que las personas pierdan su capacidad de concentración y descuiden sus obligaciones realmente importantes.

Por eso, muchos optan por tener un “supervisor online”, alguien que les lleva la agenda y les presiona para que realicen sus tareas diarias sin que se dejen llevar por la procrastinación. Así es como se gana la vida desde hace seis años Xiao Zhu, un joven chino que pasa cerca de 15 horas al día enviando mensajes de recordatorio y llamando a sus clientes para que no se distraigan y cumplan con sus obligaciones. 

El joven que ha trabajado con cerca de 20.000 personas, la mayoría entre 18 y 30 años, quienes tienen como condición vivir solos, por lo general no tienen disciplina. Por ello, sus clientes suelen solicitar sus servicios para cumplir con obligaciones como: estudiar para exámenes o seguir rutinas para perder peso.

Zhu anotó que pese a que no consigue que el 100% de las personas logren sus objetivos diarios, si siente satisfacción de poder prestar este servicio y recibir noticias de que sus clientes si han cumplido con algunas de sus metas.