El “Hombre Ventosa”

Un hombre descubrió una pegajosa capacidad, los poros de su piel son mágicamente capaces de absorber objetos que terminan pegados a su cuerpo.

Jamie ‘Canhead’ Keeton, también conocido como la ‘ventosa humana’, puede pegarse latas, botellas y todo tipo de objetos a su piel, una particular condición natural que hace que los poros de su piel mágicamente absorban las cosas y hace que se peguen a áreas como la cabeza.

A Keeton las cosas siempre se le pegaron, pero como de niño vivía trepándose a los árboles de pino, todo el mundo pensaba que la adherencia era debido a la savia de este árbol. La primera vez que descubrió su pegajosa capacidad fue hace unos 20 años, después de raparse la cabeza por primera vez.

En un día caluroso, y cuando intentaba enfriar su cabeza con una lata de gaseosa, se distrajo, la soltó, y cuando quiso saber qué había hecho con ella, la tenía pegada a la parte posterior de su cabeza, y la bebida se estaba derramando sin control. Keeton se enteró que tiene una condición médica misteriosa, que hace que su piel actúe como las ventosas de los tentáculos de un pulpo. Los médicos están desconcertados por el fenómeno y no tienen una explicación para ello.

Al principio Keeton tenía vergüenza de hablar de su extraña condición. Es la única persona en los EE.UU. con su condición, ya que existen otros casos en la India y América del Sur. Pero a medida que pasaba el tiempo se dio cuenta que podía lucrar con su talento, y decidió dejar de preocuparse por las opiniones de los demás.

Con el tiempo descubrió que podía pegarse casi cualquier cosa, desde teléfonos móviles hasta llaves en la cabeza, manos, espalda y estómago. Su calor corporal es siempre superior al normal, por lo que la succión adicional es más fuerte. Los únicos materiales que no se adhieren a su piel son los porosos, como la tela.

Keeton es hoy en día una celebridad, y gana entre US$1.500 y US$8.000 por semana. La marcas le pagan por llevar sus productos, y por anunciar sus nombres o negocios en las camisas o en las latas que usa en sus shows. Y también lo llaman para eventos, conciertos, eventos deportivos, y fiestas. Hace poco estableció el Récord Guinness mundial en Beijing por llevar el mayor número de latas en la cabeza, y ahora gana dinero con su rara condición.