Ser agradecido

Foto: Webconsultas

No significa que todo sea necesariamente bueno, simplemente significa  que puedes aceptarlo como un regalo.

A lo mejor no tienes la vida que soñaste, pero es probable que tengas la vida que muchos sueñan.

Y para que empieces a valorar lo que ya tienes, debes primero entender: ¿Qúe es la vida?
Para entender mejor qué es la vida, tienes que visitar tres lugares: el primero, un hospital, el segundo, una cárcel y el tercero, un cementerio.

En el hospital podrás ver que no hay nada más lindo que la salud.

En la cárcel verás que no hay nada más precioso que la libertad.

En el cementerio entenderás que todo el que nace tiene que morir.
La tierra que pisas hoy será tu techo mañana.
La cruda verdad que se te olvida es que: llegaste al mundo sin nada y te irás con nada.

Lo cierto, es que vives tan acelerado como si nunca fueses a morir; que todo lo que tienes a tu alrededor simplemente no te impresiona.

Te quejas una y otra vez deseando tener más y más, pero pocas veces te detienes a ver que las personas más felices no son las que más tienen sino las que menos necesitan.

Como dijo Albert Einstein: “Solo hay dos formas de vivir la vida: Una es pensando que nada es un milagro y la otra es creer que todo lo es”.

No es la felicidad lo que hace ser agradecidos. Ser agradecidos es lo que nos hace felices.

La sociedad te ha hecho creer que para vivir bien, siempre debes tener más: más estudio, más dinero, más status… La verdad es que para vivir solo necesitas salud y tranquilidad.

Fíjate bien, si una persona tiene salud, lo tiene todo. Lo demás es un lujo.

Debemos, entonces, ser humildes ante Dios y agradecerle cada día.

La gratitud es el solvente que diluye la queja, el toque mágico que atrae la abundancia, la posibilidad de darle paso abierto a la alegría. La mayor prueba de nuestra humildad.

Agradécelo todo.
Agradece por estar, por ser, por tener, por ganar, por perder, por intentar, por errar, por conocer, por sentir, por la presencia de los demás en tu vida.

Y tú, ¿porque te sientes tan agradecido con Dios hoy?