Se hace una reducción de senos y éstos le vuelven a crecer

Si bien muchas mujeres sueñan con aumentarse los senos, también hay quienes se someten a una cirugía para reducir su tamaño. Una mujer de Los Ángeles decidió operarse el pecho para finalmente tener la talla que deseaba, pero varios meses después algo salió mal.

La cantante y bailarina Bethanie Lyon siempre estaba descontenta con el tamaño de sus senos. Sufría de dolores insoportables en la espalda y nunca podía encontrar la ropa de su talla que le gustara. También “siempre se sintió avergonzada de su tamaño, porque la gente lo comentaba constantemente y sentía que era lo único que veían de ella”.

“Todos me asociaban con tener senos grandes”, confiesa la joven en una entrevista. Sus senos también eran demasiado pesados y la hacían “lucir ridícula” a la hora de bailar.
Durante varios años, Lyon ahorró dinero para someterse a una costosa cirugía de reducción de senos. Finalmente, los redujo a una copa más pequeña.

Al principio, todo iba bien, pero tres meses después, se dio cuenta de que las costuras de su ropa comenzaron a romperse en el área del pecho, a pesar de que no aumentaba de peso. Con el paso del tiempo, sus senos se volvían cada vez más grandes. Aproximadamente nueve meses después, volvieron al tamaño que tenían antes.

“Después de haber pasado por tanto dolor, sentir que todo fue inútil era muy difícil de aceptar”, revela en un comentario a The Sun. No obstante, dos años después de haber pasado por la cirugía, Bethanie aprendió a aceptar su cuerpo tal y como es. Al mismo tiempo, podría someterse a otra reducción en el futuro.

Si bien es poco frecuente que los senos vuelvan a crecer después de una reducción, los cambios de peso, el estrés, las enfermedades, el desequilibrio hormonal y el embarazo son los factores de riesgo que pueden llevar a que el tamaño del busto aumente.