Sellan acuerdos para levantar bloqueos en la vía a Acacías

Villavicencio.-   Tras una semana de cierres y protestas que ocasionaron caos en la movilidad de Villavicencio y varios municipios del Meta, con una mesa de diálogo y un acta de compromiso entre el Gobernador del Meta y los habitantes de la comuna 8 y 9, se superaron las diferencias por los retrasos en la ejecución de las obras de las dobles calzadas.  

Dentro de los acuerdos logrados ante la protesta de la comunidad por los retrasos del proyecto vial, que fue contratado para una ejecución de 18 meses en la administración de Marcela Amaya, lleva casi 4 años sin un panorama claro para su fecha de terminación, se lograron concretar varias peticiones de la comunidad.   

En la mesa de dialogo estuvieron presentes como garantes del acuerdo logrado para levantar los cierres viales, el alcalde de Villavicencio, Felipe Harman y el Defensor Regional del Pueblo Jhorman Saldaña.

El primero de los puntos acordados tiene que ver el inicio de la construcción del puente peatonal en el sector de Playa Rica, obra que se encontraba demorada en su inicio pues no contaba con la licencia ambiental que ya obtuvo del ANLA; de igual manera se tiene asegurados recursos por 2000 mil millones para la construcción del puente peatonal.

El segundo requerimiento de las comunidades, era la puesta en servicio de un retorno provisional de ingreso al barrio Playa Rica, que ya cuenta con el visto bueno de la Secretaria de Movilidad del municipio y será una solución temporal, mientras se habilitan tres semáforos en el sector de la calle 19 con carrera 48 y quedó fijado un tiempo de tres meses para la instalación de los mismos y que entren en funcionamiento.      

De igual manera el gobernador Juan Guillermo Zuluaga, se comprometió con las comunidades a dejar los recursos financiados con regalías para el puente peatonal en el sector de Montecarlo y cuya obra podría estarse iniciando en enero de 2023, para disminuir el alto riesgo de accidente que existe en la vía por las altas velocidades con la que circulan los vehículos. 

En torno a la inquietud de los habitantes sobre la construcción del puente de Caño Grande, para remplazar el existente,  el gobernador dijo que en este momento no hay los recursos que se necesitan por el orden de los 40.000 o 50.000 mil millones de pesos y que se dejarán propuestos con recursos del presupuesto de 2023.   

Por ahora según el gobernador se realiza una visita técnica de inspección por parte de ingenieros del AIM, un geólogo y la interventoría, parta determinar el estado actual de la estructura del puente mientras se adelanta su demolición. 

Finalmente expresó el mandatario que en cuanto a la obra de construcción del nuevo puente vehicular sobre el río Ocoa en la vía a Puerto López, que también hace parte del mismo contrato de dobles calzadas, estas avanzan y en el mes de septiembre ya se aplicará la carpeta asfáltica.