Reflexión

Reflexión

Qué quieres

Un negocio no da frutos de un día para otro, se necesita invertirle tiempo, dinero y amor, pero al final sabes que es tuyo y nadie te lo podrá quitar si te esfuerzas a mantenerlo vivo.

Un empleo te genera un ingreso «seguro» vendes tu tiempo, y al final solo te queda la oportunidad de «a ver» si logras alcanzar una pensión.

No sé qué estilo de vida quieras llevar cuando ya seas un adulto mayor.

Solo piensa que si no empiezas a trabajar hoy el futuro que quieres, vivirás el presente de un pasado que no estuviste dispuesto a trabajar.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba